Bodega Cerro del Toro es un proyecto vitivinícola propiedad de la familia japonesa Kambara, iniciado en 2015. En las laderas del cerro del mismo nombre, en Pirápolis (Maldonado, Uruguay), a 2km de la costa atlántica, se cultivan sus 28 ha de viñedos.